Confort y sostenibilidad en la empresa moderna

En los últimos años, las empresas han cambiado la forma de utilizar la oficina física, dando lugar a nuevas tendencias.

En 2022, la seguridad, la funcionalidad y la sostenibilidad se imponen en el diseño de oficinas. Se están diseñando entornos más flexibles para adaptarse a las nuevas normas de trabajo.

Según el Instituto NBER, la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas de E.U., cerca del 70% de las empresas mantendrán de forma permanente un entorno de trabajo híbrido que se ha extendido durante la pandemia, apoyando al personal que trabaja tanto dentro como fuera del entorno de la oficina.

Muchos trabajadores se han acostumbrado a trabajar desde casa, por lo que ha surgido la necesidad de llevar también a la oficina algo de la comodidad, la tranquilidad y la libertad del hogar. Por eso se crea más espacio en las empresas para zonas de reunión, pausas y esparcimiento del personal; la oficina física sigue siendo un importante centro de referencia y encuentro para empleados y clientes. La «zona lounge» se convierte en el centro neurálgico de la oficina moderna: un espacio separado de la zona de trabajo y dotado de comodidades y servicios en el que los empleados y los visitantes externos pueden relajarse, pero también realizar reuniones de trabajo con total libertad. Antes, esta zona estaba dedicada a la espera, ahora es una zona acogedora con un mobiliario cómodo y original como sillas lounge, sillones y sofás.

Además de crear espacios alternativos, la moderna empresa emprende un camino para minimizar el impacto medioambiental en todos los aspectos. También los consumidores se fijan más en las empresas que prestan atención a su compromiso medioambiental y social.

El diseño sostenible no es un concepto futurista, sino una realidad ya presente en muchos lugares de trabajo. La reducción del uso de impresoras, aparatos de aire acondicionado y electricidad mediante el uso de sensores de luz, la instalación de puertas automáticas y el uso de aseos automáticos, son buenas formas de reducir costes y ahorrar energía, y pueden ser importantes puntos de impulso para realizar cambios y crear empresas más sostenibles. Según un estudio de M. Moser, un diseño cuidadoso de las oficinas permite ahorrar entre un 20% y un 40%, si sólo se tienen en cuenta los aspectos relacionados con la calefacción y el aire acondicionado.

Por ello, se da espacio al mobiliario que utiliza materiales naturales que garantizan la salubridad y el bienestar psicofísico de las personas.

Las nuevas tendencias para amueblar la oficina

El año en curso está lleno de muchas nuevas tendencias en materia de mobiliario de oficina, un lugar en el que la gente suele pasar gran parte de su día. Por ello, tiene sentido amueblarlo con cuidado en todos los aspectos, incluido el mobiliario.
Uno de los aspectos a los que últimamente se les da mucha importancia a la hora de decidir amueblar una oficina es la elección de los colores, que son capaces de influir en los estados de ánimo y las percepciones humanas y hacer que los entornos de trabajo sean más o menos confortables.

En 2022, se imponen los tonos neutros de colores naturales que transmiten relajación, tranquilidad y energía. Entre ellos se encuentra el popular verde oliva utilizado para las paredes y el mobiliario de oficina, que aporta un nuevo toque a la rutina diaria, da positividad y naturalidad. Una alternativa al verde es actualmente el beige suave, que suele utilizarse como telón de fondo para elementos de decoración más inusuales. El azul y el amarillo también son colores de moda en el mobiliario de oficina, ya que crean un ambiente elegante y refinado, pero también enérgico y positivo, a la vez que transmiten mucha confianza.

Muchos arquitectos que diseñan oficinas modernas optan por la combinación del color blanco con la madera para crear ambientes con un estilo minimalista, elegante y contemporáneo.
Por tanto, la elección principal es la de los colores neutros que evocan elementos naturales, mejorando el estado de ánimo en la oficina y, en consecuencia, los niveles de productividad de los trabajadores, la atención, la motivación y la seguridad. Así es como el ser «verde» se afianza literal y figuradamente.

Los colores que elijas también influyen en el estilo con el que quieras amueblar tu oficina. El estilo clásico en el que se eligen muebles de tonos fuertes para crear un ambiente de autoridad y confianza es el evergreen. El estilo moderno, en cambio, prefiere los colores vivos o más suaves para crear un ambiente minimalista y refinado, utilizando también materiales de última generación, más o menos caros, que buscan el diseño industrial, con muebles modulares en colores oscuros y estructuras metálicas con sobres de madera que son a la vez bonitas de ver y prácticas de usar. La madera, el metal y el cristal son los materiales que, combinados o elegidos individualmente, dan a la oficina un aspecto actual; a estos materiales se une el cuero para los sillones y los accesorios de hierro, imprescindibles en este tipo de oficinas.
Los materiales como la madera y el vidrio en una oficina son prácticos y funcionales, y al crear líneas simples le dan un aspecto refinado.
Sea cual sea la tendencia estilística que elijas a la hora de amueblar tu oficina, es esencial mantener la homogeneidad y la consistencia entre los colores y los materiales. El mobiliario de oficina, que a menudo no se considera importante, debe seleccionarse cuidadosamente para que haga juego con el mobiliario y cree una sensación de uniformidad estilística. Entre los complementos de decoración que encajan bien con cualquier estilo se encuentran los accesorios de oficina de Caimi Brevetti como: perchas, cestas, paragüeros y accesorios de escritorio, diseñados para entornos colectivos que destacan gracias a un diseño que puede satisfacer las diferentes exigencias de gusto y uso personal. Objetos adecuados para espacios pequeños o grandes, minimalistas o de gran impacto. Hay también los espejos de cristal de Fiam que crean ambientes refinados o los extravagantes jarrones de Serralunga de los más variados colores y formas que hacen que los ambientes de trabajo sean enérgicos y acogedores.

La garantía Made in Italy actúa como punto de unión entre las diferentes opciones estilísticas. El cuidado y la perenne apuesta por la innovación y la calidad de los materiales hacen del Made in Italy algo a lo que pocos renunciarían.

Cómo amueblar una sala de reuniones

Hemos pasado los dos últimos años sin poder utilizar lo que siempre ha sido el centro neurálgico de una oficina: la sala de reuniones. La sala en la que se establecen las relaciones con el equipo, los clientes o los socios comerciales, la sala que enmarca las decisiones importantes para la empresa y que, junto con la recepción, sirve de tarjeta de visita.

Ahora que las actividades retoman su curso normal, la sala de reuniones vuelve a ser un lugar importante y necesario en una oficina. Pero, por supuesto, los requisitos han cambiado y ya podemos verlo en los medios de comunicación. Las reuniones de los líderes políticos se celebran en mesas finas pero de grandes dimensiones para mantener notables distancias entre los participantes y sillas cómodas para no desviar la atención del debate. Esto también se refleja en las pequeñas y grandes empresas.

Las reuniones siempre han sido un momento crucial en la actividad de las empresas y vuelven a serlo con fuerza, por lo que la sala de reuniones debe estar siempre bien pensada en todos sus detalles. El mobiliario, a través de las formas y los colores, debe tener una influencia positiva en las personas.

Veamos cuáles son los elementos fundamentales para amueblar una sala de reuniones:

La mesa es el elemento principal en torno al cual gravitan las estrategias empresariales. El tamaño de la mesa depende, naturalmente, de las dimensiones de la habitación en la que se va a colocar. Una de las nuevas tendencias es la mesa espaciosa, que puede garantizar que las personas estén muy espaciadas. Suele colocarse en el centro de la habitación.Otros aspectos importantes a tener en cuenta para la mesa son: las opciones para la gestión de los cables (los usuarios suelen conectarse a ordenadores, smartphones, etc.), el diseño, los materiales y los acabados (los hay para todos los estilos, de madera, de cristal, laminados, de cuero, etc.) y la forma (rectangular, cuadrada, circular).

Los asientos tienen que ser cómodos y estar diseñados para que la atención no se fije en la búsqueda espasmódica de una posición cómoda.

Muebles de archivo bajos en los que guardar el material útil para las reuniones

Accesorios de mobiliario que pueden mejorar el entorno y al mismo tiempo hacerlo más confortable. Entre ellos se encuentran los paneles fonoabsorbentes, ahora disponibles en colores y formas de gran diseño, que combinan funciones acústicas y decorativas; cortinas técnicas de oficina para modular la luz cuando se utilizan pantallas y, por supuesto, accesorios como percheros, paragüeros, portabolígrafos, papeleras, etc.

Por ello, la sala de reuniones debe garantizar el máximo confort, estimular la concentración y la productividad, y hacer que las personas que la ocupan se sientan a gusto.

Soluciones para un mobiliario de oficina inteligente, interactivo y conectado

Grandes oportunidades están apareciendo en el sector del mobiliario de oficina y colectividades, en términos de innovación tecnológica, gracias a las nuevas aplicaciones io.T desarrolladas por Tecno en el lugar de trabajo, que se convierte en una herramienta de comunicación que refleja la imagen del cliente.

Tecno, con io.T, se enfrenta a «internet de las cosas» mediante la creación de un sistema de mobiliario interconectado con el entorno que, por medio de una serie de sensores integrados, activan funciones al servicio del usuario y envían información en tiempo real, lo que permite optimizar los recursos. Así pues, Tecno continúa su viaje tecnológico, combinando la experiencia y la excelencia tangibles y «analógicas» con la excelencia intangible y «digital» en el mundo de la oficina.

Tommaso Mosconi, Director General de io.T Solutions, explica así la trayectoria de Tecno y su evolución:
“Empezamos con lo más difícil: desarrollar la idea de que una persona pudiera construir su entorno ideal a través de su puesto de trabajo, un escritorio que debía integrar sensores para conocer todas sus preferencias. Al final del proyecto, nos dimos cuenta de que un sensor que no forma parte de un sistema tiene poco valor, ya que no permite integrar y procesar los datos recogidos. Sin embargo, fortalecida por esta experiencia, la investigación continuó hasta el desarrollo de un software integrado con el edificio inteligente que hace que el entorno se adapte a las necesidades del usuario (reservas de habitaciones, conferencias, iluminación, climatización, etc.) y que sea capaz de comunicarse con protocolos de comunicación para el control de la energía y de los accesos, pero sobre todo un software que tenga la capacidad de integrarse abiertamente con todos los demás sistemas del edificio.»

El nuevo proyecto io.T está vinculado a un nuevo modelo de negocio y a la optimización del espacio, que va más allá del software y el hardware. Es un producto que es el primero en hacer una transición concreta de lo analógico a lo digital.
El mobiliario io.T puede mejorar su funcionalidad interactiva gracias a un equipo digital que conecta las actividades de los objetos y las personas y, por tanto, permite determinar el rendimiento y las necesidades reuniendo diferentes factores estructurales y personales. Las ventajas del mobiliario inteligente también tienen que ver con el uso de los muebles para definir los gustos del usuario: cuánto se mueven los escritorios, cómo se coloca la altura de la encimera, cómo se utilizan, etc. Además, la recogida de datos permite mejorar el producto en función de las necesidades personales del usuario e incluso advertirle si algo está a punto de deteriorarse antes de que finalmente se rompa, lo que naturalmente aumenta la fidelidad y la satisfacción del cliente.

Io.T crea nuevas oportunidades, pero sin duda también nuevas responsabilidades. Así, el mundo conectado facilita la comunicación interna y externa, posibilita el control a distancia y permite reducir los costes.

Muebles de diseño únicos en el Museo del Diseño ADI

Milán, que volverá a abrir sus puertas al Salón del Mueble a principios de Septiembre, celebra el diseño italiano con el Museo del Diseño ADI, que se inauguró el 26 de mayo de 2021. Situado en una antigua zona industrial de gran impacto arquitectónico y urbanístico, se encuentra en el centro de una zona estratégica de la ciudad. Ocupa una estructura con una superficie total de 5.135 metros cuadrados, dividida en espacios para exposiciones, servicios, el conservatorio del museo y oficinas.

La exposición permanente del Museo del Diseño ADI reúne 2.500 proyectos artísticos que han marcado la historia del diseño italiano. Entre ellos se encuentran todos los objetos que han ganado el Compasso d’Oro, un premio institucional reconocido en el mundo del diseño, cada dos años desde 1954. El objetivo de este ilustre premio es destacar las cualidades de los productos fabricados en Italia, pero sobre todo el valor que el diseño aporta a la producción de estos productos. El jurado es internacional, cambia cada dos años y está compuesto por expertos en diseño y estudiosos de la cultura en general. El Ministerio de Bienes Culturales – Superintendencia Regional de Lombardía, con un decreto del 22 de abril de 2004, declaró la Colección Histórica del Premio ADI Compasso d’Oro de «excepcional interés artístico e histórico» y la incluyó en el patrimonio nacional.

La mesa Nuur de Arper, diseñada por Simon Pengelly en 2009 y ganadora del Compasso D’Oro en 2011, es uno de los muebles que figuran en la exposición del Museo del Diseño ADI dedicada a todos los ganadores del Compasso D’Oro. Nuur es la mesa esencial por excelencia: de forma cuadrada o rectangular, tiene un único tablero que apoya sobre cuatro patas. Su estilo es puro pero al mismo tiempo flexible. Su sencillez la hace extremadamente versátil y capaz de adaptarse a las más diversas funciones y entornos: desde el contract hasta el residencial; desde los lugares de trabajo hasta los espacios domésticos. Premiado por su extrema ligereza y atención a los detalles.

Además de la mesa Nuur de Arper, numerosos objetos han recibido este premio a lo largo de los años. Muchos de ellos son mobiliario de oficina y contract: el sillón Qualis y el asiento Vela de Tecno, sencillos, funcionales, únicos y sofisticados, premiados en 2016, y la librería metálica Big de Caimi Brevetti, una solución formal estudiada al detalle, de formas decididas y adaptable a diferentes ambientes.

El Museo del Diseño ADI, además de la histórica Colección Compasso, acoge ocho exposiciones sobre la historia del diseño italiano, destinadas a narrar y realzar la importancia histórica de la cultura Made in Italy y a relanzar el país con toda su cultura histórica, tras la difícil situación provocada por la pandemia vivida en el último año y medio.

Absorción acústica y aislamiento acústico: dos conceptos que no hay que confundir

A veces la gente tiende a confundir el aislamiento acústico con la absorción acústica, pero en realidad son muy diferentes en todos los sentidos.

El aislamiento acústico se refiere a todas las operaciones necesarias para evitar que el sonido atraviese una barrera y entre o salga de una habitación o edificio. El aislamiento acústico consiste en la insonorización, que previene el ingreso del ruido exterior hacia el interior o que el sonido interior salga al exterior.

Para ello es necesario utilizar materiales de insonorización de calidad. El ruido suele penetrar en una habitación por la que también puede «pasar» el aire. El ruido se reduce si las vibraciones también se reducen a cero. El aire y las vibraciones deben eliminarse por completo modificando físicamente la estructura de la sala a aislar mediante el aislamiento acústico. El aumento del rendimiento de la insonorización puede lograrse ya en la fase de planificación, tal como exige la normativa correspondiente. El aislamiento acústico de las paredes puede organizarse entonces eligiendo los materiales, las técnicas de instalación y la disposición de la sala. Si, por el contrario, el edificio se construye sin prestar atención a la insonorización de las habitaciones, será necesario intervenir en una fase posterior con medidas de insonorización.
En conclusión, el aislamiento acústico es una medida estructural que debe llevarse a cabo durante la construcción o la renovación.

En cambio, la absorción acústica es un concepto muy diferente. La corrección acústica se lleva a cabo mediante paneles y tejidos fonoabsorbentes para absorber las reflexiones sonoras que se producen cuando el sonido choca con una superficie y regresa. Si las ondas sonoras se superponen dan lugar a la reverberación, ese molesto ruido de fondo que se nota especialmente en entornos compartidos como oficinas, restaurantes, clubes y escuelas. Por tanto, la absorción acústica corrige la acústica de un entorno mediante paneles que absorben el sonido y evitan la reverberación, pero no son insonorizantes.
Por supuesto, no es necesario cubrir completamente las paredes con paneles fonoabsorbentes, pero es posible realizar un estudio acústico de la sala con un moderno software que evalúa la superficie fonoabsorbente necesaria para una intervención exitosa.

Así, la absorción acústica puede lograrse en una habitación, en cualquier momento, simplemente mediante el uso de paneles fonoabsorbentes, que ahora son también elegantes objetos de diseño.
Los productos Snowsound de Caimi Brevetti, por ejemplo, son verdaderas piezas de decoración. Algunos son realmente elegantes, coloridos y muy particulares: el Si Sboccia con forma de flor o el Botanica o el Flap.
Los paneles fonoabsorbentes también suelen ser necesarios en las escuelas para evitar la reverberación en las aulas espaciosas que se han ampliado debido al Covid 19, en los laboratorios técnicos y de idiomas o en los gimnasios que suelen tener techos muy altos.

Estos paneles mejoran en gran medida la acústica, aumentando el bienestar dentro de las habitaciones.

Una nueva tendencia: la oficina “verde”

Hay muchas nuevas tendencias en las oficinas. Sin duda, una de los más importantes es garantizar una mayor seguridad en el lugar de trabajo mediante el uso de materiales inteligentes, saludables y de fácil mantenimiento.
En todos los entornos, ya sean despachos de dirección, oficinas operativas o zonas de espera, es fundamental garantizar una buena calidad del aire, a través de purificadores, sistemas de aire acondicionado y también mediante el uso de materiales antimicrobianos, como el cobre. Para una mejor circulación del aire, los sistemas de aire acondicionado y ventilación deben limpiarse y mejorarse constantemente para promover un entorno saludable para los trabajadores. Por supuesto, también puedes mejorar el aire que respiras con pequeñas medidas naturales.
Una tendencia que se está extendiendo es la de la oficina «verde». De hecho, los diseñadores están introduciendo la naturaleza en los lugares de trabajo para hacerlos sostenibles y dar prioridad al bienestar de los trabajadores que pasan la mayor parte del día en su mesa de trabajo.
El uso de plantas en el lugar de trabajo, por ejemplo, contribuye sin duda a mejorar la calidad del aire, pero también el estado de ánimo y la salud de los empleados. La naturaleza no sólo significa el uso de plantas verdes, sino también hacer hincapié en la luz natural, las vistas al exterior y los paisajes visibles desde las ventanas; todo ello ayuda a que las personas que trabajan en la oficina tengan un enfoque positivo.

Así que hay muchas cosas que se pueden hacer para que los lugares de trabajo sean más cómodos y acogedores. Hay arquitectos, como Selgas Cano, que han diseñado y construido oficinas completamente inmersas en el bosque, donde la naturaleza se convierte en parte de la rutina diaria de trabajo.
Las ventajas concretas de los puestos de trabajo «verdes» son, sin duda, el aumento de la productividad, el incremento de la concentración y la reducción de los niveles de estrés. Por no hablar del bienestar físico: poder apartar los ojos de la pantalla del ordenador y dirigirlos hacia el exterior permite que los ojos ajusten su enfoque, con lo que se reduce el nivel de fatiga y cansancio ocular.

Si no es posible tener una vista natural desde la ventana, lo ideal sería utilizar plantas específicas, colocadas en lugares estratégicos y que se adapten de forma natural al estilo de su oficina. Deben ser plantas decorativas que se adapten bien a entornos con poca luz, que no requieran ser riegadas muy a menudo, como las suculentas, y que hagan el aire más sano.

El bambú, por ejemplo, necesita espacio en altura y luz, es una planta que amuebla, es ideal para crear separadores de ambientes naturales, induce un estado de relajación y, no menos importante, ayuda a neutralizar el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno del aire. Otras plantas, en cambio, tienen una gran capacidad para adaptarse a espacios pequeños y poco iluminados y requieren poca agua.

Por lo tanto, según las necesidades y el estilo de la oficina, en la que se pueden utilizar muebles de madera o de cristal, es necesario disponer de las plantas adecuadas para crear armonía, elegancia y bienestar en cada espacio de trabajo.

El espacio de oficina ideal

Los edificios están diseñados para trabajar, reunirse, conocerse… En definitiva, son lugares en los que se pasa gran parte de la vida cotidiana. Y puesto que es dentro de las oficinas donde se produce el contacto entre las personas, en un momento como el actual, se hace necesario proporcionar espacios de trabajo adecuados, luminosos y amplios en los que colocar mobiliario oficina ergonómico, funcional y de diseño.

Las condiciones de trabajo y el trabajo sostenible son una de las principales actividades de diseño del programa para el periodo 2021-2024.
Diseñadores de renombre internacional experimentan hoy en día con una cultura del trabajo basada en el bienestar, mediante la creación de entornos amplios y bien divididos en los que se puedan crear relaciones de trabajo con respeto a los demás.

Una investigación reciente de Great Place to Work®, consultora de organizaciones y líder en Italia en el estudio y análisis del clima empresarial, se basa en la creación de una cultura de confianza, salud y bienestar. La empresa recopila datos de muchas organizaciones europeas para descubrir los principales problemas relacionados con el bienestar en el lugar de trabajo y lo que se necesita para crear un entorno laboral óptimo, para que todos los empleados se sientan bien. Existe una clara correlación entre la calidad del entorno de trabajo y el crecimiento del negocio de las empresas.

Cuando se trabaja en un entorno en el que hay respeto y confianza en las relaciones entre las personas, se alimentan procesos saludables que conducen a un aumento natural de la motivación, de la participación y del orgullo de formar parte de la empresa.
Los resultados revelan que el 47% considera que el estrés es un problema clave dentro de la empresa, mientras que el 65% de los directivos afirma que la salud y el bienestar se han convertido en una prioridad estratégica.
Hay que crear una auténtica cultura del bienestar y del respeto y alimentarla con el tiempo para que se convierta en una verdadera filosofía de vida laboral. Esta manera de actuar permite a la empresa crecer en todos los aspectos.

Se espera que lo antes posible la gente pueda volver a trabajar en sus propias oficinas, pero ciertamente con una organización diferente, con métodos y procesos renovados. En este clima particular, la atención al bienestar de las personas, empleados y colaboradores, es una nota clave.

La tecnología también cambiará. tanto en las oficinas ejecutivas como en las operativas. Se requerirán entornos cada vez más inteligentes, donde los dispositivos y el software permitirán nuevas formas de interacción y gestión del espacio. La oficina se convertirá en un lugar más compartido, «basado en el tiempo» e híbrido entre lo real y lo virtual.